El ayni andino y Ayni Bolivia
por Vania Rivero

El AYNI es un sistema económico-social que las culturas aymaras y quechuas practican hasta hoy en día para vivir en armonía y equilibrio en bien de la comunidad. En este sistema hay un compromiso con la comunidad de trabajo recíproco y complementario que aún es usado en el trabajo agrícola donde varios miembros de la comunidad siembra las tierras de un compañero junto con este y este compañero debe pagar su AYNI sembrando las tierras de las personas que trabajaron junto a él sembrando las suyas, no es una ayuda o un trabajo voluntario sino una obligación con la comunidad, es así que los indígenas aymaras y quechuas se sienten muy identificados con este tipo de trabajo y lo practican en varias esferas de su vida, detrás de todo "trabajo comunitario" se sigue practicando el AYNI como hace décadas ya sea en la ciudad o en el campo, por mestizos o indígenas originarios. 

El Ayni andino está basado en dos conceptos claves: la reciprocidad y la complementariedad." En este concepto no cabe la idea de explotación de nada ni de nadie, porque nada ni nadie es solamente útil para uno mismo, ni el propósito de las demás formas de existencia es sólo beneficio del ser humano. Todo está en relación complementaria en un perfecto equilibrio (Ayni)" (Huanacuni, 2010). Para los bolivianos comprometidos con el Ayni y el vivir bien, los seres humanos somos parte de una gran "unidad de vida" donde todos los seres, los que se ven y los que no se ven, son importantes para el equilibrio y la armonía de la vida.

Ayni Bolivia ha adoptado la filosofía del AYNI para trabajar en armonía y equilibrio con todas las personas involucradas y también con nuestro medio ambiente.

La reciprocidad en Ayni Bolivia es simple, todos trabajamos hacia un bien común: mejorar la calidad de vida de todos los artesanos. Por ello trabajamos juntos para conseguirlo, fortaleciendo nuestras capacidades para lograr productos de alta calidad que son vendidos a clientes que saben de comercio justo. Es asi que las ventas de nuestros productos nos ayuda a apoyarnos a todos los artesanos para mantener a nuestras familias de manera digna y estable. Por ello hay programas y fondos de apoyo que son sustentados con nuestras ventas que se usan para favorecer a los artesanos más vulnerables, que al salir de este estado de incertidumbre económica y social empiezan a apoyar a sus compañeros que aún siguen en algún tipo de estado de vulnerabilidad.

La complementariedad en Ayni Bolivia es quien nos mantiene en un constante crecimiento y cohesión. En Bolivia los artesanos y artesanas tiene habilidades manuales aprendidas y desarrolladas desde su niñez hasta ser perfeccionadas con la práctica, el resultado son productos preciosos que son vendidos a comercio convencional, donde no se valora la habilidad y las horas de trabajo invertidas en cada pieza, es así que sin tener otras oportunidades los artesanos caen dentro el círculo de la pobreza. Por otro lado, hay profesionales expertos en administración de empresas y ventas en Bolivia que están dedicados a diferentes trabajos, y que no han percatado el alto valor del trabajo manual de sus paisanos e incluso sus mismos padres.

Lo que ha hecho el comercio justo y Ayni Bolivia es reunirlos y trabajar en un sistema complementario entre ellos, esto ha funcionado y ha creado la estabilidad económica-social que tiene Ayni Bolivia. Los artesanos pueden entender y aprender de administración y los administradores pueden aprender ha hacer un trabajo manual pero llegar ser tan buenos como los otros será una tarea muy larga, al juntarlos creamos un sistema AYNI y el comercio justo garantiza que el bien común sea realizado cumpliendo sus principios. Tener profesionales de alto nivel en la gestión de Ayni Bolivia y a los mejores artesanos en la producción ha logrado la magia de Ayni Bolivia, basada en la complementariedad y la reciprocidad del Ayni andino.

Ese es el Ayni. Para entenderlo nuestros clientes nos visitan y son parte de Ayni Bolivia, entienden y practican esta filosofía de cooperación mutua basada en sus valores de complementariedad y reciprocidad. Ven a conocerla!

Fotos:
La primera estamos Victoria y yo, Vania.
1. Ruperto líder del grupo Kusisiña haciendo una capacitación al grupo Nueva Esperanza cumpliendo su ayni.
2. Kermes que apoyó el equipo de gestión de Ayni Bolivia para recuperar fondos para mejorar la escuela donde estudian los hijos de algunos miembros de Ayni Bolivia
3. Amalia sufrió un accidente serio, Sue Berlove nuestra cliente de Canadá, hizo una campaña recolectando dinero suficiente para el pago de la hospitalización y del sustento de su familia durante tres meses.
4. Grupo de clientes dando regalos a los niños del grupo Sumaj Inti, en una visita a los talleres
5. No hay mejor manera de valorar el trabajo que haciéndolo, nuestros clientes y amigos tienen la oportunidad de aprender junto con los artesanos.